Ask for a Live Demo

(Español) "No me gusta mi trabajo" :(

(Español) "No me gusta mi trabajo" :(

[fa icon="calendar"] Aug 16, 2013 6:21:32 AM / by Oscar Giraldo

Oscar Giraldo

Cuando alguien dice “No me gusta mi trabajo”, es un estado bastante grave. Si somos nosotros los que lo decimos o alguien que trabaja para nosotros debemos hacer algo urgentemente. Generalmente ante esta frase tomamos dos caminos drásticos: o nos conformamos con lo que hacemos y lo seguimos haciendo de mala gana o renunciamos y buscamos otro trabajo.

Como los dos extremos son complicados podemos tener una tercera opción: modificar esa realidad dentro del trabajo para que empiece a gustarnos lo que hacemos.

Para comenzar a cambiar primero debemos plantearnos cuál de las siguientes opciones es la que nos afecta:

Opción 1: lo que hacemos en el trabajo es frustrante.

Hay varios puntos para revisar y ver si alguno de ellos está fallando y provocando la sensación de frustración:

Objetivos: debemos tener claro qué se supone que estamos haciendo en el trabajo, hacia dónde vamos.

Recursos: tenemos que saber si contamos con todas las herramientas que necesitamos para lograr el objetivo requerido.

Progreso: ¿vemos avances en lo que hacemos o sentimos que estamos todo el tiempo estancados?

Habilidades: ¿sabemos lo que realmente debemos saber o nos hace falta adquirir ciertas habilidades para estar acorde a nuestro trabajo?

Cualquier falla en alguno de los puntos anteriormente mencionados pueden hacernos sentir decepcionados con nuestro trabajo, pero tienen solución si logramos identificar dónde está alojada.

Opción 2: no estamos bien adaptados al trabajo que hacemos.

Ok, no estamos bien adaptados...pero a qué específicamente?

A las personas que trabajan con nosotros: Si creemos que no estamos bien adaptados a nuestros compañeros de trabajo o a nuestros jefes, puede ser un problema de interacción social. Está relacionado con el tipo de personalidad que tiene cada trabajador: introvertidos y extrovertidos, de ritmo lento o de ritmo rápido. Si somos introvertidos o de ritmo lento y trabajamos con compañeros que son extrovertidos o más acelerados, probablemente entremos en conflicto con nuestro trabajo, pero sabemos que con un tratamiento adecuado se puede solucionar el problema. Los problemas de choques de personalidades se resuelven con atención y no con desinterés. Recordemos que las relaciones humanas pueden ser conflictivas no sólo en el trabajo, y huir del problema cuando en realidad tiene solución no es buena idea.

Al tipo de trabajo que realizo: Si no nos sentimos a gusto con lo que nos toca hacer día a día, primero veamos qué tipo de tareas conforman nuestro trabajo:

  • Tareas de rutina, que todos los días debemos hacer,

  • Resolver problemas que van surgiendo inesperadamente o

  • Tareas a largo plazo que debemos realizar como parte de la empresa.

Si sentimos que sólo hacemos tareas de rutina y por eso nuestro trabajo se torna aburrido, o por el contrario, que lo único que tenemos son problemas para resolver que no nos dejan enfocarnos en los proyectos a realizar entonces obviamente nos sentiremos frustrados. Es por eso que una buena solución es organizarnos de mejor forma para que el día nos rinda para hacer un poco de cada tarea y de esa forma no estemos sintiendo que el trabajo nos sofoca.

A los valores de la empresa: si lo que nosotros buscamos es ayudar a la gente y la empresa donde trabajamos lo único que quiere es ganar dinero, o si queremos formar parte de una empresa donde podamos aprender cosas nuevas constantemente y en realidad donde trabajamos se dedican a hacer siempre lo mismo entonces tendremos discrepancias con los valores que perseguimos.

Si las diferencias de valores entre la empresa y nosotros no son muy grandes y nos podemos adaptar, no habría mayores problemas. Ahora, si la disconformidad es evidente entonces probablemente tendríamos que replantearnos seriamente la opción de cambiar de trabajo y dedicarnos a otra cosa.

Si el problema que tenemos en nuestro trabajo se relaciona con objetivos poco claros, falta de recursos, poca visibilidad de los progresos, falta de habilidades adecuadas, poca interacción social o necesitamos mejorar nuestra organización laboral, tenemos la posibilidad de mejorar y solucionar los problemas. Así que la próxima vez que digamos o escuchemos a alguien decir “No me gusta mi trabajo”, antes de decidir tajantemente si seguimos sufriendo una realidad que no nos gusta o la cambiamos radicalmente, tomemos un tiempo de reflexión para ver si podemos modificar el punto que nos afecta y seguramente encontraremos la respuesta.

Topics: Contact Center, Agents, Talento Humano, call centers, PlayVox, tips

Oscar Giraldo

Written by Oscar Giraldo

Founder & CEO of PlayVox - Entrepreneur on a mission to make call centers better places to work.

CTA_test.jpg

Sign me up!

Subscribe

Grow Your Network!

Go To PlayVox